«No estaba planeado irme del Barça y ellos no querían venderme. El responsable fue Marco Silva, me llamó y me produjo una sensación especial. Realmente encendió un fuego dentro de mí y pensé: ¡Wow! Tengo muchas ganas de jugar para este club y con este entrenador. Hablé con el Barça y les pedí que me dejaran ir. Después de algunas charlas, aceptaron que ese era mi deseo. Estoy agradecido por eso, porque ahora me siento feliz en el Everton».

Así ha hablado para Goal Lucas Digne, lateral de 25 años del FC Barcelona, que el pasado verano hacía las maletas para poner rumbo al Everton. El francés estuvo dos temporadas en el cuadro culé, donde fue suplente de Jordi Alba.