Tras pasar por la Bundesliga, la Premier League y la Serie A, Lukas Podolski aceptó este verano el reto de marcharse a la liga turca. El delantero alemán, de 30 años, fichó por el Galatasaray, donde las cosas no le están yendo nada mal. En el arranque de la competición ya lleva dos tantos y está más cerca de recuperar el nivel que demostró tiempo atrás.

En unas declaraciones que recoge el diario As, el ariete ha comentado que «he recibido varias ofertas importantes, pero preferí el Galatasaray porque es un club muy respetable en todo el mundo». Además, ha apuntado que no tuvo ninguna duda y que «la propuesta del Galatasaray me sedujo desde el primer momento».