Fichado en enero de 2015, Lucas Silva sigue perteneciendo al Real Madrid pero nadie contempla su regreso, cuando apenas jugó 3 partidos en esa primera temporada para afrontar después diferentes cesiones. Ahora el mediocentro de 26 años sigue en el Cruzeiro, desde donde se lo pone fácil al equipo merengue.

«Hablé con Mano Menezes (entrenador del Cruzeiro, ndr.) y me dijo que no quería que me fuera y yo le expresé mi voluntad de quedarme. Él se lo dijo a la directiva. Queda poco, tendremos que reunirnos con el Madrid, pero insisto que mi deseo es seguir en el Cruzeiro», ha indicado el futbolista en palabras que recoge As.