Tras acabar su etapa en el Tianjin Quanjian de China, Luis Fabiano se ha quedado libre y busca por lo tanto un nuevo destino. El delantero de 36 años, uno de los mitos recientes del Sevilla, puede regresar a Brasil.

En este caso, como apunta Estadio Deportivo, sería para defender los colores del Ponte Preta, el equipo de su tierra que lo vio nacer como futbolista. De esta manera daría uno de sus últimos pasos en su carrera deportiva antes seguramente de colgar las botas.