Luka Modric (34 años) ha salido al paso tras las últimas declaraciones de Gareth Bale (30 años) anunciando una presunta marcha del Real Madrid en verano. El buen arranque del galés con dos goles y dos asistencias hasta el momento, han servido de aliciente al croata: «Es un jugador increíble y muy importante para el equipo. Está demostrándolo esta temporada. Ojalá se quede esta y las próximas temporadas», empezó diciendo.

Seguidamente, se preocupó del alcance de la lesión de su compañero: «No vi a Gareth después del partido porque yo también estaba con problemas físicos. Veremos si estoy bien. Tengo la esperanza de que él esté bien también», terminó declarando para los medios británicos The Sun y Mirror.