El Málaga trata de aprovechar el parón invernal para encontrar un nuevo técnico. Tras la marcha de Juande Ramos, los blanquiazules confían en reclutar un entrenador de prestigio y han puesto sus ojos en el catalán Óscar García (43 años).

Según cuenta el diario Marca, los contactos con el preparador se han intensificado considerablemente durante las últimas horas, aunque su contratación se sigue antojando bastante complicada por el hecho de que su contrato con el Red Bull Salzburgo se extiende hasta 2018 y carece de cláusula de rescisión.