Una de las incógnitas que presentó el mercado de fichajes fue la marcha de Pablo Fornals del Málaga. El jugador depositó su cláusula de 12 M€ y se desvinculó del club andaluz para firmar por el Villarreal.

El director deportivo blanquiazul, Francesc Arnau, ha desvelado más detalles de lo sucedido. «La principal discusión fue la cláusula de rescisión y en ese punto no llegamos a un acuerdo final para renovarle», asegura el dirigente. «Queríamos una cláusula más alta de la que su agente quería aceptar, pero decidieron darse un tiempo para ver cómo se movía el mercado. Hubo un intento para renovarle pero la negociación con el Villarreal estaba muy avanzada. El dinero ingresado por Fornals nos ha permitido reinvertir la cantidad en el salario Liga. Con ese dinero hemos podido incorporar jugadores como Diego, Rolón y Cecchini», sentenció.