Repescado por el Málaga el pasado mes de enero, el centrocampista Samu García acaba de asegurar que aunque el cuadro andaluz termine descendiendo a Segunda División está más que dispuesto a seguir defendiendo la elástica blanquiazul. El jugador actúa en La Rosaleda cedido por el Levante.

«Espero que sea por muchos más años. En el contrato de cesión hay una cláusula que dice que me tengo que quedar si el equipo se queda en Primera. Pero Mario (Husillos) sabe cuál es mi postura pase lo que pase. No se me van a caer los anillos si tengo que jugar en Segunda. Cuando acabemos se verá lo que sucede, pero también lo que yo pienso y quiero. Y qué mejor que estar en mi casa», reconoció el futbolista durante una entrevista concedida a Marca.