La quinta derrota del Málaga en lo que va de competición ha dejado a Míchel al borde del precipicio. Su capacidad para hacer remontar al equipo está en entredicho y, cuando las cosas van de esta manera, pensar en una destitución es inevitable.

Mundo Deportivo destaca que, en caso de que se llegue a tomar tal medida, el Málaga ya baraja dos posibles nombres para el banquillo. Uno de ellos sería del Javi Gracia, técnico que ha abandonado recientemente el Rubin Kazan y que, además, ha rechazado una propuesta del Alavés. El otro sería Abelardo, antiguo entrenador del Sporting de Gijón.