Paradójicamente Dani Güiza dio el gol del ascenso al Cádiz, un fichaje que no gustó mucho al principio entre los aficionados cadistas, por el pasado xerecista del jugador. Ahora se presenta como un futbolista importante para encarar la próxima temporada en Segunda División.

Pues según informa diario As, el andaluz de 35 años ha captado la atención del Johor de Malasia. Güiza es un viejo conocido para el fútbol en ese país, ya que en 2013 militó en las filas de Darul Takzim anotando ocho goles en trece partidos.