«No sé cuántas veces lo tengo que decir. No voy a ir a Turín, a Italia. Estoy satisfecho trabajando con este club, con la gente que hay aquí. Es como me siento hoy, aunque el fútbol cambia mucho. La temporada que viene no será tan buena, pero seré entrenador del Manchester City».

Así de contundente se ha mostrado Pep Guardiola durante su última comparecencia ante los medios. El técnico catalán ha dejado claro que no tiene intención alguna de ocupar la vacante que acaba de dejar libre Massimiliano Allegri en el banquillo de la Juventus y que por su cabeza solo pasa la idea de seguir entrenando al Manchester City.