Si Pep Guardiola se centrara única y exclusivamente en el fútbol, el entrenador del Manchester City tendría a su espalda mucha más gente animando su andadura y hablando del buen papel que está realizando en el cuadro citizen. No obstante, el preparador de Sampedor sigue insistiendo en mezclar el fútbol con la política, y aprovecha cada encuentro para manifestar su opinión, con un símbolo en el pecho, pero también en rueda de prensa donde siempre tiene tiempo para hacer alusión a Cataluña.

El técnico de 46 años declaró tras el encuentro que le dio la victoria por 1-2 en Old Trafford que «si UEFA, FIFA o la Premier me quieren sancionar por llevar el lazo, adelante. Lo llevo especialmente por dos personas que defendieron algo como votar. Para estar en prisión hay que hacer algo grave. Y mientras estén ahí tendrán mi apoyo». De esta forma, Guardiola ha vuelta a ser noticia por sus comentarios políticos, que insisten en quitarle protagonismo a lo que su equipo realiza sobre el terreno de juego.