Pep Guardiola no desiste en su empeño por incorporar a Dani Alves a las filas del Manchester City. Lo intentó con anterioridad, pero el brasileño le dio la negativa para marcharse al Paris Saint-Germain. Ahora, tras su buen rendimiento en la Copa América, donde ha sido incluido en el once ideal después de ser campeón con Brasil, Guardiola ha vuelto a la ofensiva.

Desde Sport afirman que el interés es existente. Las facilidades son mayores ahora que el lateral derecho no tiene contrato con ningún equipo; sólo hay un inconveniente: el Manchester City ha alcanzado el cupo de futbolistas extranjeros tras la incorporación de Rodri. Un nuevo obstáculo administrativo se interpone entre Alves y Pep.