Inédito esta temporada con el primer equipo del Manchester United, Marcos Rojo es un firme candidato a abandonar la disciplina del conjunto entrenado por José Mourinho. No cuenta para el portugués, de manera que al defensa de 28 años le van saliendo pretendientes.

De acuerdo con SportMediaset, tenemos que los últimos son Everton y Wolverhampton, dos escuadras inglesas que conscientes de su situación ya se han fijado en él. Ambos equipos saben que el argentino tiene papeletas para cambiar de aires y quieren aprovecharlo.