Durante los últimos días, exfutbolistas de la talla de Alan Shearer y Jaime Carragher han acusado a José Mourinho de lastrar la carrera de Marcus Rashford. Hoy, en rueda de prensa, el técnico del Manchester United se ha defendido de las críticas con su particular estilo. «Algunas de estas personas (comentaristas y periodistas), tienen dobles salarios, también trabajan para los clubes y, por supuesto, no son independientes y conducen las cosas en la dirección que desean, eso es obvio. Es natural, no ético, pero lo acepto. Se despiertan por la mañana y lo primero que se les viene a la mente es José Mourinho y el Manchester United, lo siento por ellos porque hay cosas más emocionantes en la vida», espetó.

Acto seguido, el preparador tiró de estadísticas y recordó: «Desde que estoy aquí, Rashford nunca se perdió un partido por decisión técnica, sólo ha dejado de ir cuando estaba lesionado o sancionado. Nunca, nunca fue descartado y él lo sabe, eso es lo más importante».

Finalmente, el de Setúbal tiró de su particular tono irónico y espetó: «Supongo que el domingo me criticarán mucho por no poner mañana a Rashford, porque algunos están realmente obsesionados conmigo y otros son mentirosos compulsivos. Así que estos se despertarán el domingo por la mañana pensando en José Mourinho. Así que me puedo imaginar que me van a criticar por no poner a Marcus pero esta vez no es mi culpa, está sancionado. Entonces, probablemente, es mejor recordarles que está suspendido y no puede jugar».