En el centro de las críticas después de la prematura eliminación del Manchester United en Liga de Campeones a manos de un Sevilla que se hizo acreedor de la victoria, el técnico portugués José Mourinho (quien tiene contrato hasta 2020) volvió a comparecer en rueda de prensa para hablar de su situación en Old Trafford. Así, el portugués señaló que «No voy a huir o desaparecer o llorar sólo porque haya escuchado algunos silbidos. No tengo miedo de mis responsabilidades».

Tras esto, el luso –con un papel verde en mano en el que había apuntando las clasificaciones ligueras del equipo y las mayores decepciones en las últimas Ligas de Campeones- lanzó un alegato de 12 minutos en el que apuntó que «Siete temporadas con cuatro entrenadores diferentes, una de ellas sin entrar siquiera en Europa, dos veces fuera en la fase de grupos y un pase a cuartos como mejor balance. Eso es patrimonio futbolístico».

«El último título de Premier de este club llegó en el curso 2012-13 y en las cuatro siguientes ediciones terminó séptimo, cuarto, quinto y sexto» añadió Jose Mourinho antes de señalar también que «Tengo un increíble trabajo por hacer. Podría dirigir en otro país, con el título liguero en el bolsillo. Pero estoy aquí y aquí voy a estar. No voy a cambiar mi mentalidad».