Dentro de la plantilla del Manchester United, existen 3 casos señalados como inminentes en cuanto a sus salidas. Entre estos, dos ocupan un lugar en la zaga, con los nombres de Daley Blind y Matteo Darmian más fuera que dentro del club. José Mourinho, en declaraciones en rueda de prensa recogidas por Marca, descartó que pensará en deshacerse de ellos a final de temporada: «Son parte de mis planes. Creo que cuando un jugador se quiere ir y llegan las ofertas adecuadas al equipo, hay que estudiarlas. Es lo que hacemos para tener a los jugadores contentos, por lo que si para ellos la felicidad es irse, veremos qué ocurre. No quiero venderlos, quiero que se queden».

Por otro lado, el tercero en discordia y con una situación ligeramente distinta, es Marouane Fellaini, cuyos planes sigue sin concretarse y continúa con el tira y afloja con el club, a la espera de fraguar una renovación que aún no llega: «Él sabe que quiero que se quede, el club quiere que se quede. Tiene una oferta nuestra y es su decisión aceptarla o no. Yo soy positivo porque creo que le gusta estar aquí, le gusta la sensación de que el entrenador confíe en él y es una buena oportunidad para él quedarse». Mientras que se antoja difícil que los red devils no den salida a los dos primeros, el caso del belga está aún en el aire y parece que la opción de seguir en Old Trafford gana fuerza con el paso de las semanas.