«Estoy bien, no hay ningún problema. A veces te ríes cuando lees historias sobre lo que he dicho y esas cosas. Al menos sé que las fuentes de las que todo el mundo habla no son fuentes, solo son mentiras inventadas, descaradas».

Con firmeza. Así acaba de repeler Ole Gunnar Solskjaer los rumores sobre su posible destitución. El técnico noruego ha descartado que el resultado de los dos choques que disputará esta semana el Manchester United (ante Tottenham y Manchester City) vayan a marcar su futuro, tal y como hoy mismo refleja en su portada el diario The Sun. Este rotativo había incluso asegurado que el preparador había trasladado ya su inquietud a la plantilla.