El Manchester United ha aprovechado el inicio de este mes de octubre para certificar la salida de uno de los jugadores que no entran en los planes de Louis Van Gaal.

Donald Love, un joven talento escocés de 19 años, se marcha cedido por dos meses al Wigan Athletic, con el objetivo de que pueda tener allí los minutos de los que no dispone con los diablos rojos.