Tras rescindir su contrato de cesión con el Alavés en el día de ayer, el futbolista español ha encontrado acomodo en el NAC Breda. El centrocampista no logró asentarse en su estancia en el club de Vitoria y buscará en Holanda los minutos de los que no dispuso a las órdenes de Mauricio Pellegrino.

Manu García compartirá vestuario hasta final de temporada con otros dos futbolistas cedidos por el Manchester City, Brandon Barker y Ashley Smith-Brown, con los que buscará el ascenso del NAC Breda a la máxima competición del futbol holandés y ganarse así la confianza de Pep Guardiola de cara al futuro.