Manu Herrera, portero del Elche, ha querido salir al paso de los rumores que le situaban fuera del conjunto ilicitano por iniciativa propia. Estos días se ha hablado mucho sobre los problemas que había causado la llegada de Tyton a la portería alicantina, cosa que podía suponer la huida del meta titular estas últimas campañas.

Todo esto nació de una supuesta conversación que tuvo el madrileño, con su entrenador Fran Escribá. «Fue una conversación privada que no tuvo nada que ver con lo que se ha publicado. Es falso que me quiera ir (...) nunca he pedido nada, ni he dicho a nadie que me quiera ir», comentó el cancerbero al diario Información.