Acaba de hacer oficial el FC Barcelona el anhelado fichaje de Frenkie De Jong, un golpe de efecto sin duda que mejorará notablemente su centro del campo. Pero tendrá consecuencias, que puede ser la venta de algunos de los pilares actuales del equipo. Y también otra menos negativa.

De acuerdo con Mundo Deportivo, su compañero el central Matthijs De Ligt también querría unirse ahora a la escuadra catalana para seguir compartiendo equipo. Ambos coinciden actualmente en el Ajax de Amsterdam y la selección de Holanda y por eso pretende el zaguero unir sus destinos.