Mientras el director general del Inter de Milán, Beppe Marotta, ha hablado hoy de Mauro Icardi afirmando que esperan que pronto se resuelva su situación, el delantero ha decidido forzar más la maquinaria. Y de acuerdo con La Gazzetta dello Sport ha decidido demandar a los nerazzurri.

Pide ser readmitido en el equipo, ya que está apartado de la dinámica del grupo, y ser resarcido con nada menos que 1,5 M€ por daños. Posiblemente una estrategia nueva en estos compases finales de mercado. Veremos cómo acaba todo y si termina cambiando de aires…