«El objetivo de Rafinha es simplemente el de jugar. En el Barcelona es muy difícil conseguir la titularidad. Hay mucha gente de peso y ya son cinco años así. Rafinha tuvo la mala suerte de lesionarse en estos dos últimos años. Quiere jugar y sentirse feliz, haciendo lo que le gusta y en un excelente club como el Inter de Milán».

Estas declaraciones corresponden a Mazinho, ex jugador y padre de Rafinha, que ha hablado en Globoesporte sobre la salida de su hijo del FC Barcelona. El brasileño confirma de este modo que el jugador se marcha a Italia para defender la elástica del Inter de Milán.