Los futbolistas, aparte de ilusionarnos con sus goles y asistencias, tienen la capacidad de conmovernos con sus actos humanitarios. En la selección alemana han querido dar una clase de humanidad, y durante su estancia en el Mundial han ayudado en todo lo posible al pueblo brasileño. Tanto es así, que el “10” de la Mannschaft ha querido financiar la cirugía de hasta 23 niños. Así lo ha contado Mesut Özil en su página de Facebook.

«Antes de empezar el Mundial, financié la operación de 11 niños enfermos. Pero el ganar no copa no ha sido solo trabajo de 11, si no de toda la selección. Por eso, he decidido aumentar el número de niños a 23. Esta es mi forma de demostrar mi gratitud personal por la hospitalidad del pueblo brasileño», dijo el crack alemán.