No ha aguantado más el jugador alemán de origen turco las críticas constantes sobre su persona. Después de toda la carga acumulada tras el Mundial de Rusia, su reciente foto con los líderes políticos de Turquía terminó inclinando una balanza que pone fin a su trayectoria en el combinado nacional alemán. A través de un hilo en Twitter compuesto por tres tweets, Mesut Özil (29 años) quiso aclarar sus actos y hacer llegar su decisión de abandonar la Selección Alemana ante la continuas muestras de racismo, como así las considera.

«Tengo dos corazones, uno alemán y otro turco. Nací y fui educado en Alemania. ¿Por qué hay gente que sigue sin aceptar que soy alemán? [...] No jugaré con Alemania mientras tenga este sentimiento de racismo y falta de respeto. Vestía la camiseta de Alemania con orgullo y emoción, pero ya no lo voy a hacer».