Sí, han leído bien. A sus 42 años Míchel Salgado ha decidido descolgar las botas para volver a seguir en activo. Aunque por ahora solamente lo hará en un partido, concretamente para defender los colores del Club Atlético Independiente de Panamá, en la decimoctava jornada del campeonato de este país centroamericano.

El fin de la presencia de Salgado en Panamá es aportar algo al fútbol nacional. No se programó para que jugará está última, pero enhorabuena, porque el equipo puede clasificarse para las semifinales y hacerlo con Míchel Salgado jugando le daría un ingrediente interesante a la clasificación, ha afirmado el vicepresidente del club, Roberto Arroyo.