Míchel continuará en el Málaga. Al menos lo hará durante una jornada más. El diario Marca asegura que ha podido saber que el entrenador del club blanquiazul también estará en el banquillo en el partido que enfrenta a los malagueños con el Athletic Club.

El caso es que tampoco hay nadie en el Málaga que tenga potestad para destituir al técnico. Ni el presidente de la entidad ni el vicepresidente están en la ciudad y no hay nadie en las oficinas con la potestad de tomar decisiones de tal calibre. A todo esto, los jugadores apoyan a Míchel y están con él pase lo que pase. El propio Recio dice que «ya nadie recuerda que Míchel nos sacó de la mierda la temporada pasada. Desde que acabó el curso todo ha sido como un circo».