Después de un sinfín de rumores que le situaron en la nómina de futuribles de varios conjuntos de Primera División (casos de Rayo Vallecano, Granada o Betis), el atacante asturiano Michu finalmente no abandonó la disciplina del Swansea. El motivo no fue otro que la falta de acuerdo con los galeses a la hora de rescindir el contrato que actualmente les une hasta el 30 de junio de 2016.

Así, sin sitio actualmente en el cuadro de la Premier League, y una serie de dudas derivadas de su condición física, el jugador se entrena desde hace unos meses con el Langreo. Ahora, según apunta el diario As, el que fuera internacional español en una ocasión podría jugar en el cuadro de Tercera División (que entrena su hermano) hasta el próximo mes de enero.

Esto permitiría al futbolista evaluar su situación física y de este modo replantearse qué hacer con su futuro una vez se abra el próximo mercado invernal en el mes de enero. A este respecto, cabe recordar que Michu lleva prácticamente un año sin jugar un partido oficial. El último fue defendiendo los colores de un Nápoles donde estuvo cedido el curso pasado.