Apenas cuenta con 23 años. Sin embargo, el central Milan Skriniar ya piensa en su futuro cuando abandone la práctica activa del fútbol. Convertido en uno de los zagueros más deseados del panorama internacional debido a su buen hacer en el Inter de Milán, el futbolista eslovaco ha reconocido su deseo de convertirse en entrenador cuando cuelgue las botas.

Lo ha hecho en una entrevista concedida a Tvnoviny.sk, donde el exfutbolista de la Sampdoria y objetivo del Manchester United reconoció que: «Me gustaría quedarme en el mundo del fútbol para compartir mis experiencias, por ejemplo, como entrenador».