Ayer era noticia en la prensa británica un informe de José Mourinho, entonces entrenador del Chelsea allá por 2006, dónde detallaba las debilidades del FC Barcelona de Frank Rijkaard que acabaría eliminándolo de la Champions League en octavos de final. Pero rápidamente el entrenador luso ha querido matizar dichas informaciones.

«Lamento decepcionar a aquellos que creen que yo escribí los informes, pero no lo hice. Los informes no son míos. No los escribí. El último informe que escribí lo tengo en casa. Estaba en Barcelona y fue en la temporada 1999-2000. Los informes oficiales siempre fueron realizados por analistas, asistentes y técnicos informáticos, pero nunca por mí», indicó el portugués.