El príncipe heredero de Arabia Saudí, Bin Salman, se ha propuesto comprar el Manchester United. Los rumores de la compra ya planeaban sobre el entorno del club en 2018. La familia Glazer (accionista mayoritaría de la entidad), receleba de llevar a cabo la operación debido a la muerte del periodista del Washington Post, Jamal Khashoggi, crítico con el régimen saudí. Ahora, la intención de hacerse con el club vuelve a aparecer.

The Sun anuncia que Kevin Glazer vendería un 13% de su participación. De acciones B a acciones A (lo que hace que las mismas se encuentren ahora valoradas en 313,4 M€). La cifra acordada para hacerse con el club es de 4.500 M€. El vicepresidente, Ed Woodward ha salido al paso para asegurar que el club no se encuentra a la venta.

«Por lo que sé no ha habido discusiones acerca de poner precio al club o algo parecido. Todas las conversaciones son a largo plazo. La deuda es a largo plazo, estructurada de forma similar a otros clubes. Somos fuertes en el ámbito financiero», aseguró para el propio The Sun.