Seguimos con las filtraciones de Football Leaks, en este caso porque el protagonista ahora es N’Golo Kanté, quien al fichar por el Chelsea en 2016 no quiso usar una offshore que tiene en Jersey, un paraíso fiscal. De manera que, según revela Mediapart, desde los blues insistieron en esa vía para pagarle sus derechos de imagen.

De acuerdo con las filtraciones, su agente insistió en sus comunicaciones con el equipo londinense en que «quería tener un salario normal». De manera que el coste adicional de 1 M€ que implicaba que el jugador tributara sus derechos de imagen en Europa lo asumen ambas partes, cada una su mitad correspondiente.