El Chelsea de José Mourinho se enfrenta este fin de semana a un Bournemouth que de ganar empataría a puntos con el club que dirige Roman Abramovich. Sobre el mal momento de los londinenses ha hablado el ahora jugador del Southampton Oriol Romeu, que reconoce que no se esperaba el camino que está tomando su exequipo: «No, nadie lo esperaba. Todo el mundo les daba como favoritos, pero ganar después de ser campeón es difícil. Los rivales te van conociendo».

Por otro lado, el centrocampista español habló sobre su salida de Stamford Bridge reconociendo que la grave lesión que sufrió hace varias temporadas fue una de las cosas que le impidió triunfar a orillas del Támesis: «No me lo esperaba, aunque venía de una lesión larga y eso siempre influye. Debido a las circunstancias me habían ido cediendo en los últimos años. Yo lo que necesito ahora es jugar. Ahí surgió la opción del Southampton, que me permite seguir en la Premier en un buen equipo».