El equipo italiano está peinando el mercado en busca de un guardameta de cara al futuro. El internacional español tiene 34 años y, a pesar de que esté rindiendo a buen nivel, Cristiano Giuntoli, director deportivo del Nápoles, tiene tres nombres en su agenda de cara al mercado estival.

Tal y como informa Di Marzio, Koen Casteels, Mattia Perin y Alessio Cragno son los elegidos para reforzar la portería del Nápoles. Excepto el último -que tiene 22 años, los otros dos tienen 24 y serían una gran apuesta de futuro ya que en el club italiano no confían en Luigi Sepe ni en Rafael como guardametas titulares.