Cinco temporadas después de aterrizar en el Newcastle, el tinerfeño Ayoze Pérez (25 años) empieza a plantearse un futuro lejos de St.James Park. Aunque no quiere precipitarse, el jugador deja claro que estudiará todas las ofertas que reciba y que, de algún modo, condicionará su decisión final a lo que ocurra con el actual técnico de las urracas, el español Rafa Benítez.

«Puede que tenga opciones, eso significa que estoy haciendo las cosas bien. Veremos qué sucede, qué me ofrecen, pero eso no significa que al cien por cien vaya a marcharme. Será una decisión difícil que puede depender en cierto modo de la continuidad del míster. Queremos que siga porque significa mucho para el club», indicó al término del último choque de su equipo.