Protagonista absoluto del pasado mercado estival de fichajes por los 222 M€ que el PSG pagó para sacarlo del FC Barcelona, Neymar ha hablado ahora en una entrevista concedida a la web oficial de su club. Y en ella es preguntado por cómo lleva el hecho de ser el futbolista más caro de la historia.

«Honestamente, no me importa. Las cifras no juegan en el campo, no cambian mi vida. No me ayudarán a marcar goles. En el campo, tengo que ser yo mismo. Obviamente, agradezco al PSG por creer en mi fútbol. Espero estar a la altura. Convertirse en el jugador más caro del mundo puede ser una carga para algunos. Para mí, es completamente diferente. No lo pienso, no hablo de eso todos los días. Es una figura ficticia que no representa nada sobre el terreno. Cuando comienza un partido, somos 11 contra 11 y todos tienen el mismo valor», afirma el delantero.