En el día de ayer, el FC Barcelona presentó una querella contra Neymar en la que reclamaba al brasileño 8,5 M€ por daños y perjuicios más un 10% por incumplimiento de contrato. El atacante del PSG contestó a través de otro comunicado varias horas más tarde.

La empresa familiar del internacional brasileño emitió un comunicado asegurando que Neymar cumplió con lo estipulado en el contrato y que reclamará a la entidad culé los 26 M€ que cree que le corresponden según su contrato. Aseguran que «el proceso ya está en marcha».