La historia de Neymar con el conjunto blanco va a protagonizar una larga saga de capítulos en los que el futbolista piensa moverse con tanta habilidad como aquella de la que hace gala sobre el terreno de juego. En una información emitida por Mundo Deportivo, el medio asegura que el brasileño habría asegurado a sus fieles ex compañeros del FC Barcelona que su futuro no le llevará al Real Madrid siempre que en París esté feliz.

Una realidad que choca por su propia contradicción, puesto que el futbolista ha llegado a toparse hasta con el respaldo de un sector de la grada del Parque de los Príncipes y donde se ha encontrado con la reticencia y posterior conflicto con ciertos miembros de la plantilla a su liderazgo. Una situación que no viviría en la capital de España, donde sus compañeros de selección le abren las puertas del club. A pesar de la promesa emitida, no garantiza que su destino no esté vinculado al conjunto blanco si el descontento en su estancia en el PSG, que también ha afectado a su entorno, persiste.