Nicolás Otamendi ya ha tomado la decisión de no volver a jugar con la camiseta ché. El central argentino quiere resolver su futuro cuanto antes, pero hay dos fechas que se ha marcado como tope. La primera es el 26 de julio. El General, de 27 años, tendría que incorporarse este día a la concentración del Valencia, una situación incómoda que desea evitar a toda costa, tal y como recoge el diario Marca.

En caso de no conseguir el traspaso antes de esta fecha, hay un segundo día que ha de esquivar aún con más fuerza: El 18 de agosto. Es cuando los de Nuno disputan su primer encuentro en la fase previa de la Liga de Campeones. Si Otamendi disputa algún minuto de este partido, no podría jugar la Champions League con ningún otro equipo, algo que le cerraría las puertas de muchos conjuntos.