El AC Milan ya ha certificado la esperada salida de Carlos Bacca, que ha puesto rumbo al Villarreal. Esa marcha era el paso previo para el anhelado fichaje de Nikola Kalinic, que según La Gazzetta dello Sport debería ser el nuevo delantero del cuadro rossonero en breve.

Porque la llegada de Giovanni Simeone a la Fiorentina tiene que ser el último paso para desbloquear la operación. El croata de 29 años debería pasar reconocimiento médico y firmar esta misma semana, siempre de acuerdo con el rotativo italiano.