A Alexandre Coeff las cosas no le han ido demasiado bien fuera de Francia. Hace dos años dejó el Lille para integrarse en las filas del Udinese y desde entonces su carrera no ha progresado. Pasó una temporada cedido en el Granada con un peso bastante discreto (14 partidos) y el año pasado le fue aún peor en el Real Mallorca, en el que jugó sólo 3 partidos. En enero se marchó, también como préstamo, al Mouscron belga y sumó minutos en 9 partidos.

Por este motivo, ha decidido recalar a la Ligue 1 de la mano del recién ascendido Ajaccio. Con sólo 23 años, espera dar un impulso a su carrera en su país natal y volver a ser el hombre importante que fue en el Lille. Jugará también como cedido y llevará el dorsal 29.