Tras haber sido relacionado en varias ocasiones con escuadras de primer nivel como el Liverpool o la Juventus de Turín, finalmente Andreas Granqvist deja el Génova para fichar por un club ruso.

El Kuban Krasnodar es el combinado que se ha hecho con sus servicios a título definitivo, de modo que el defensa sueco ha encontrado un nuevo destino en Rusia.