Sin demasiado brillo durante el presente curso defendiendo los colores del Werder Bremen, Lamine Sané ha decidido abandonar la disciplina del conjunto alemán para embarcarse en un nuevo desafío en los Estados Unidos.

Así, el zaguero senegalés de 30 años se ha convertido en nuevo futbolista de Orlando City, si bien resta únicamente la validación de su documentación en su nuevo destino.