Lionel Messi firmó una auténtica exhibición el pasado sábado contra el Celta de Vigo, justo antes del parón FIFA por los compromisos de selecciones. De hecho, el rosarino se encuentra concentrado con el combinado albiceleste para preparar los duelos amistosos frente a Uruguay y Brasil. Cabe recordar el hat-trick que cuajó ante el plantel celeste, siendo el primero de LaLiga Santander 2019-2020 y, además, consiguiéndolo a balón parado: uno desde el punto fatídico y dos de libre directo.

No obstante, el colegiado le mostró una cartulina amarilla que, en principio, daba la sensación que podía ser retirada en caso de presentar alegaciones por ella. Es lo que ha hecho el FC Barcelona al respecto, pero el Comité de Competición ha desestimado el recurso de la entidad blaugrana, por lo que se mantiene la tarjeta que Messi, de 32 años, vio en el Camp Nou. Una acción que, posteriormente, desencadenaría en la diana del empate de falta de Lucas Olaza.