Titular indiscutible desde que llegara procedente del Génova (28 encuentros esta temporada), Domenico Criscito se ha convertido en uno de los pilares del Zenit de San Petersburgo.

Aunque este italiano de 28 años ha sido relacionado en varias ocasiones con equipos de su país, por ahora no regresará a la Serie A, ya que acaba de confirmarse su renovación hasta 2018 con la escuadra rusa.