Hasta que la última gota colmó el vaso, y esto terminó sucediendo con la derrota de este fin de semana frente al Real Zaragoza y que deja al Almería en una situación límite, con un Córdoba que viene desde abajo apretando y que le pone en la tesitura de reaccionar o hundirse. Con este panorama justo delante, el equipo rojiblanco ha anunciado a través de su página web su decisión de prescindir de los servicios de Lucas Alcaraz, quien deja así el cargo tras 21 jornadas, después de haber cogido el testigo de Luis Miguel Ramis.

«Analizando toda la situación y, teniendo muy en cuenta, además, la plaga de lesiones en la plantilla, que es un serio hándicap, el club y Lucas Alcaraz han tomado la decisión, de mutuo acuerdo, de quedar desvinculados. La entidad le agradece al granadino y a sus ayudantes (Chus Cañadas y Miguel Ángel Campos), el compromiso y la profesionalidad que han demostrado en todo momento».

Además, el Almería ha anunciado que Fran Fernández, entrenador del filial, ocupará el cargo hasta final de temporada, por lo que no se prevé una nueva contratación en el puesto y todo quedará en mano de lo que el inexperimentado técnico en la élite pueda conseguir en las últimas jornadas.