Tras dirigir durante casi seis años a la Selección de Galés, el técnico Chris Coleman ha decidido aceptar un reto sin duda apasionante, el de rescatar de las profundidades a un histórico del fútbol inglés, el Sunderland.

Los black cats son actualmente colistas de la Championship con apenas 11 puntos en 17 jornadas, por lo que su nuevo entrenador deberá aplicar todos sus conocimientos para evitar que el equipo siga su imparable caída hacia los infiernos. «Es un honor ser nombrado gerente de Sunderland y estoy encantado porque el club cree que soy el hombre correcto. El club trabajó increíblemente duro para asegurarse de que éramos una buena opción y para mostrarme el potencial que se puede lograr aquí», reconoció el preparador.