Ubicado en una preocupante decimoséptima posición de la tabla, el Bastia está aprovechando el mercado invernal para dar un importante impulso a su plantilla. De hecho, tras anunciar el desembarco del zaguero Lindsay Rose y el centrocampista Prince Oniangué, el cuadro galo ha confirmado el fichaje de un nuevo futbolista.

Se trata de Nicolas Saint-Ruf, defensa de 24 años, que apenas entraba en los planes del Montpellier. El jugador aterriza en el Armand Cesari Furiani sin coste alguno y firma por lo que resta de temporada y otras tres más.