Como cada verano, el Chelsea está inmerso en su particular "operación salida", porque va encontrando destino para los jugadores que no entran en los planes de Antonio Conte.

Es el caso de Todd Kane, de 23 años, que se marcha a Holanda para defender los colores del Groningen como cedido. De modo que este lateral diestro podrá tener minutos en esta nueva escuadra.